LA HABANA

» Lo más intenso de conocerla es simplemente dejarte llevar, perderte. Arrancar en alguna callecita de La Habana Vieja y observar sus bonitos edificios que mezclan épocas y estilos arquitectónicos para poco a poco ir alejándote de la multitud de turistas para adentrarte en las poceadas calzadas de Habana Centro «

La ciudad capital, dónde su centro histórico y sistema de fortificaciones fueron declarados en 1982 Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, se divide en 3 grandes zonas: Habana Vieja, Habana Centro y el Vedado.

  • Habana Vieja, la más auténtica de todas con los principales museos y edificios. Restaurada y con su incondicional colorido, con calles estrechas y empedradas, plazas abarrotadas de gente y llena de bares y restaurantes la Habana Vieja es la más antigua y el centro histórico de la ciudad. Una zona que nunca duerme y con su cálido encanto tanto de día como de noche. Auténtica como ella misma, de toda la isla Habana Vieja es la ciudad con más turistas y más visitada por lo que será difícil poder pasear en soledad y tranquilidad por sus bellos rincones.
  • Habana Centro es la zona más poblada de la ciudad y más decadente pero en continuo desarrollo. Puedes encontrarte un edificio de lo más moderno y justo el edificio contiguo está medio en ruinas. Todo vale en este rincón de la ciudad. Llena de casas familiares para poder alojarte, es el lugar más económico y que por ubicación queda más cerca de todo ya que a pie puedes ir sin ningún problema a todos los sitios. Habana centro no es que sea especialmente bonita debido a lo mencionado anteriormente pero si es auténtica y maravillosa para adentrarte a los suburbios de la ciudad y ver el día día real de los cubanos, sus tiendas, sus mercados y la vida al aire libre, ya que la vida en la calle que hay en Habana Centro es realmente sorprendente.
  • Vedado, es quizás la parte más coqueta de la capital, con amplias calles y con boulevares, encontramos grandes casas antiguas pero muy restauradas y elegantes. En esta zona se encuentran las embajadas y tienen residencia los diplomáticos.

Pensar en La Habana es pensar en aroma a fruta fresca, en coches desvencijados, en la vida en los suburbios, en balcones, pero no balcones para plantas decorativas, balcones para personas. Es que todo el mundo se asoma en Cuba porque la vida está en la calle. Calles rotas, cálidas y bulliciosas, de niños corriendo, de viejas charlando en la esquina, de gente comiendo, tomando un ron o bailando a todas horas en una ciudad que nunca duerme.


En este mapa de la Habana Vieja encontrarás marcados los principales puntos de interés del barrio


> Qué ver en La Habana

Perderse un poco por la Habana es chocarse con todo eso que representa la Revolución Cubana. Detenerse en los detalles, en las pequeñas diferencias de una sociedad que casi no las tiene, es parte del encantoUn pueblo de casas con puertas abiertas y calles llenas de vida que refleja, quizás más que ninguna otra ciudad cubana, el impacto que está teniendo el lento proceso de apertura del sistema y su encuentro con el capitalismo.

· Habana Vieja

Restaurada por sus propios habitantes, es la parte más coqueta de la ciudad. Visita ineludible tanto de día como de noche. Recorrerla es muy sencillo y agradable, aunque suele estar abarrotada de turistas y vendedores. Entre las cosas que puedes ver están la Catedral y su plaza, la calle Obispo, la plaza de armas, la Bodeguita del Medio (famoso bar donde solían pasar horas personas famosas como Guillén o Hemingway), la mítica cocteleria La Floridita con sus archiconocidos coctels Margarita, el pequeño Museo de la farmacia y sus frascos, el Museo de Bellas Artes, el callejón del Ángel, el pasaje de la Barbería, y muchísimos rincones más.

· Plaza de la Revolución

Escenario de actos y acontecimientos fundamentales de la Revolución, es una visita obligada dentro de la capital cubana. La Plaza de la Revolución fue creada por Fulgencio Batista y fue bautizada como Plaza Civica. Es una de las plazas más grandes del mundo con 73 mil metros cuadrados y posee un gran valor histórico la cuál puede llegar a albergar en alguna vez más de 1 millón de personas. Contiene un enorme y majestuoso monumento a José Martí y el conocido relieve monumento del Che Guevara que se halla en la estructura del edificio del Ministerio del interior.

Justo al lado del edificio del Ministerio del interior se encuentra el edificio de telecomunicaciones de Cuba y desde 2009 se encuentra también un relieve similar al del «Che» pero de Camilo Cienfuegos. La plaza de la revolución es imaginársela llena de gente viviendo el triunfo de la Revolución, momentos históricos que seas de la ideología que seas, es algo absolutamente impactante. Igual sucede con el relieve gigante del Che, imposible no hacerse una foto junto a el y verse lo diminuto que eres a su lado. A los alrededores de la plaza de la revolución encontramos también la Biblioteca Nacional y el Teatro Nacional de Cuba.

· Museo de la Revolución

En su interior encontramos todo en referencia al Movimiento 26 de Julio y su lucha contra la dictadura de Batista. Hay fotografías tomadas en la clandestinidad de Fidel, Camilo y el Che en el monte, mapas y recortes de diarios, entre otras cosas. Lo más impactante para mi gusto son las marcas de las balas que tiene el edificio debido al enfrentamiento que hubo en 13 de marzo de 1957) y el memorial del Granma, la embarcación en el cual arribaron Fidel, el Che y el resto de los revolucionarios provenientes de México, también se pueden observar tanques y coches de asalto utilizados durante el combate.
Ubicación: Avenida Bélgica y Colón, Habana Vieja, Cuba.
Precio de la entrada: 8 CUC
Horario: De Lunes a Sábado de 9:30h a 17:00h.

Museo de la revolución, Habana Vieja – Locosporcuba

· Necrópolis de Colón

Declarado como monumento nacional de Cuba, es el cementerio más importante del país y es que es literalmente enorme. Tiene 58 hectáreas de extensión y es espectacular ya que a lo largo de sus calles podrás observar una gran cantidad de obras arquitectónicas y esculturas echas de mármol de Carrara. Para muchos, es el segundo cementerio más importante del mundo después del Stagliano (Italia).
En su interior, contiene un bello memorial a los soldados caídos en la Revolución y da sepultura a muchos de los personajes más importantes de la historia cubana.

Ubicación: Calle 12, La Habana, Cuba. Precio de la entrada: 5 CUC
Horario: De Lunes a sábado de 9:30h a 17:30h.

· Callejón de Hamel

Se encuentra en Habana Centro y es un callejón que des de 1990 se dedica a ofrecer una galería de arte al aire libre dedicada a la obra y cultura afrocubana. La historia del callejón empezó cuando un vecino pidió al muralista y escultor Salvador González Escalona que pintara una pared de su casa. De aquí se evolucionó en la decoración de toda la calle a través de diferentes murales y esculturas en las que puedes encontrar una mezcla de cultura y religión para mostrar las raíces afrocubanas de los habitantes de Cuba.

Es un espacio que funciona como vínculo entre el arte y la comunidad y donde se organizan toda clase de talleres y actividades con los chicos y vecinos del barrio.

Ubicación: Calle Hamel, La Habana, Cuba.
Precio de la entrada: Gratuita

· Malecón

Con una longitud de 8 km a lo largo de su avenida costanera y sin playas, el malecón está repleto de plazas y monumentos a Antonio Maceo Calixto García. Es un paseo largo y relajante al lado del mar y des de donde no puedes perderte el atardecer. Por las noches, el pueblo cubano se concentra en toda su avenida con música y bailes en su fiesta particular.

“El Malecón es ese lugar en el que contemplar la esencia de la vida cubana se ha convertido en una obra de teatro al aire libre”

> Qué comer en La Habana

La oferta gastronómica en La Habana es extremadamente amplia. Debido a la gran cantidad de turistas podrás encontrar todo tipo de cocinas y manjares con todos los rangos de precios. Con paciencia se puede pasear por Habana Centro y encontrar buenos paladares en locales de residentes y tastar su cocina con la cuál también sale un poco más económica. Por ejemplo, un menú de bistec de cerdo y fricasé de cerdo con arroz moro acompañado de una jarra de agua te puede costar unos 80 CUP, lo que equivale a menos de 2 CUC. Una pizza en este caso y de algún bar lugareño lejos de lo turístico, aún puede costar menos, unos 15 CUP (1CUC). Es comida buena pero que los recortes los encontrarás a la hora de, por ejemplo, querer sentarte a comer y es que es posible que el local no tenga ni mesas y tengas que comer en la misma calle. No te preocupes ya que es lo natural en Cuba y lo hace muchísima gente además de ser enriquecedor ya que terminas hablando con un o otro lugareño en menos que canta un gallo.

Una de las cosas más variadas y divertidas es probar los postres y dulces que venden en la paraditas que hay mientras se recorre la ciudad. Los pastelitos de guayaba, los cocos, los jugos de toda clase como de piña o de caña de azúcar son exquisitos. También tienes que tastar los desayunos que hacen las caseras de la casa que te hospedas y es que son desayunos ricos y muy abundantes llenos de energía, cuestan unos 5 CUC y hay platos de tortilla, jugos de banana o guayaba, café o maíz. No son los precios más económicos pero a parte de ayudar en la economía familiar te aseguras que sales de la casa con energía y con la barriga llena.

– Precios orientativos en La Habana –

  • Alojamiento en casa de familia 20 CUC (habitación)
  • Desayuno en casa de familia 4 CUC
  • Entrada Museo de la Revolución 8 CUC
  • Entrada El Cañonazo de las 20:00 8 CUC
  • Entrada Necrópolis de Colón 5 CUC
  • Mojito en Habana Vieja 2.5 CUC
  • Taxi desde aeropuerto 25 CUC
  • Lata de cerveza en Habana Vieja 1 CUC
  • Cena en paladar 30 MN (individual)
  • Pizza en paradito de 10 a 18 MN (individual)
  • Pastelito de guayaba 3 MN
  • Helado 3 MN
  • Tarjeta de teléfono 5 CUC
  • Bus panorámico 5 CUC
  • Botella de agua grande 1.5 CUC

» Habana es un poco todo eso, coqueta y derruida, alegre y nostálgica, sencilla y monumental. Una ciudad con contrastes en un país que casi no los tiene. Una capital diferente «


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *