Santa Clara, tras la huella del Che Guevara

» La ciudad es la historia viva de la Revolución Cubana y nos lleva a la relación más romántica del Che y Santa Clara, dónde el Che y sus tropas se enteraron de que Batista enviaba un tren militar cargado de repuestos dirección La Habana. En este momento, se realizó el histórico asalto al tren blindado y se convirtió en la primera ciudad tomada por los rebeldes «

La visita a la ciudad de Santa Clara, capital de la provincia de Villa Clara, inicia irremediablemente con el Che Guevara, célebre viajero, aventurero y líder guerrillero internacional, que se ha convertido en símbolo para muchos por su espíritu revolucionario, rebelde, justiciero y desinteresado.

> La Ciudad

Capital de la provincia de Villa Clara y un tanto desapercibida y sin tanto renombre como la Habana, Santa Clara se encuentra a 270 kilómetros de la capital de la isla en dónde la principal visita inicia irremediablemente con el Che Guevara, célebre viajero, aventurero y líder guerrillero internacional, que se ha convertido en símbolo para muchos por su espíritu revolucionario, rebelde, justiciero y desinteresado. Así pues, la principal punto de interés es el mausoleo de la figura el Che, atraído por visitantes nostálgicos, admiradores y aventureros que deciden explorar el interior de la isla fuera de los destinos más turísticos.

La historia del Che y Santa Clara es la historia viva de la victoria de la Revolución Cubana. A finales de diciembre de 1958, el Che se dirigía desde Sierra Maestra hasta La Habana cuando Batista decide enviar un tren blindado cargado de refuerzos hacia Santa Clara para frenar el camino de los rebeldes. Enterados de la situación, los rebeldes levantaron las vías e hicieron descarrilar el tren. Poco después se rendía la defensa de la ciudad. Doce horas después de la toma de Santa Clara, Batista huía del país y comenzaba el régimen político que dura hasta hoy día.

> Que ver y hacer en Santa Clara

  • El Mausoleo del Che

Es de visita obligada el mausoleo del Che, que se construyó en los años 80 como memorial, recordando la decisiva victoria del argentino. Los restos de Guevara fueron finalmente hallados en Bolivia en 1997, 30 años después de su muerte. Una vez trasladados a Cuba y confirmada su identidad, se decidió convertir el memorial de Santa Clara en mausoleo del Che y sus compañeros. El memorial que guarda sus restos ha recibido hasta hoy más de dos millones y medio de visitantes, ávidos por conocer de cerca la cripta-mausoleo donde descansan, además, otros 16 combatientes de su tropa. El sobrecogedor ambiente interior se refuerza con la intencionada iluminación de los nichos y la manera en que están dispuestos los objetos personales que se muestran allí.

Debajo de una espectacular estatua de José de Lázaro Bencomo, con la famosa inscripción ‘Hasta la Victoria siempre’, se halla un museo lleno de efectos personales del Che: ropa, cartas, diarios, fotografías… hasta las jeringuillas que usaba con sus camaradas guerrilleros (no olvidemos que Guevara era médico). También se encuentra el mausoleo propiamente dicho, donde el Che se halla enterrado junto con sus compañeros. Las caras de todos ellos (incluso de los que no se encontraron restos) están modeladas en arcilla en la pared.

Texto grabado en al entrada del mausoleo, Santa Clara, Cuba – locosporcuba
  • El Tren Blindado

Por continuar con el turismo en la ciudad, puedes visitar el tren blindado descarrilado convertido hoy en día en museo. El lugar se inauguró en 1971 e incluye la propia excavadora utilizada para socavar las vías. En el interior de los vagones hay fotos y otros efectos relacionados con la batalla.

Pero Santa Clara no es sólo Che Guevara. De hecho se trata de una ciudad con pasado colonial, siendo el Parque Vidal su mayor atracción. El Parque es sin duda el punto de encuentro principal de la ciudad y donde a todas horas encontrarás gente paseando por esta plaza cuadrada rodeada de edificios coloniales y neo-clásicos.

En su centro del parque se encuentra la llamada ‘Glorieta’ que sirve de escenario para conciertos y actuaciones. En 1924 levantaron, en este parque, la estatua de bronce de Marta Abreu, benefactora de la ciudad.

  • El Bulevar 1898

Es una calle peatonal rodeada de establecimientos comerciales donde también se realizan espectáculos al aire libre como bailes y danzas. La ciudad, al ser mucho menos frecuentada por turistas es mucho más fácil experimentar el autentico espíritu cubano además de encontrarte con precios más asequibles que en ciudades más grandes como La Habana o Santiago de Cuba.

Muy recomendable dar un paseo, perderse y mezclarse con los lugareños y disfrutar de las sorpresas que en Cuba aguardan en cada esquina. Es imposible evitar que algún lugareño entable conversación con nosotros así que aprovecha la situación.

  • Teatro La Caridad

No puedes irte de Santa Clara sin visitar el teatro La Caridad, valiosa joya que a pesar de su antigüedad está tal cual la construyeron. Con una ubicación extraordinaria, bonito y valioso, tiene detrás una gran historia por la que es considerado patrimonio nacional.

No se tarda mucho tiempo en recorrer y siempre tienes la opción de cojer un guia para que te puedas explicar todas las curiosidades y detalles de esta joya donada por Marta Abreu.

Fachada Teatro La Caridad, Santa Clara, Cuba – locosporcuba
  • Parque Vidal

Realmente bonito y lleno de cultura viva, el Parque Vidal es un lugar ideal para pasear y charlar en sus bancos, tomar el sol y dejarte llevar contemplando el día a día de los lugareños. En sus alrededores están la biblioteca, el teatro y diversos establecimientos. Entre sus jardines, las personas van y vienen, se sientan, conversan. El espacio se mantiene animado y ruidoso, con sus bancos y glorietas de inicios del siglo XX. Todo tiene un aire ameno y provinciano, sin muchas pretensiones de gran metrópoli.

Por la noche es normal que se junten bandas cubanas y puedas escuchar música típica cubana en vivo. El parque también es punto de conexión wifi.

Cinco calles al norte del parque Vidal, sobre una empinada colina, reside el sitio donde fue fundada la villa el año 1689. La plaza tiene una iglesia construida en 1748 que ha sobrevivido intacta el paso de los siglos. Des de allí podrás comprobar que Santa Clara es una ciudad de techos bajos. Desde los pocos edificios que sobresalen se divisan las casas de una sola planta. La mayoría de ellas conservan las pintorescas cubiertas coloniales de tejas de barro cocido, que se extienden hasta donde alcanza la vista. Es un paisaje que invita al reposo.

  • Más información

A 280 kilómetros de La Habana, el azar histórico quiso que Santa Clara se construyera tierra adentro a pesar de los ricos y bellos litorales de la región. Partiendo desde ella, a 90 minutos en coche encontramos los cayos de Santa María, un auténtico paraíso de playas vírgenes y arenas blancas, con el aderezo de una decena de hoteles de lujo, especializados en el confort y la exclusividad.

  • Cómo llegar a Santa Clara

Llegar a Santa Clara des de La Habana suele costar unos 70 CUC y se puede negociar con el taxista en caso de que utilizáis este transporte para que te lleve por el mismo precio a los puntos de interés más importantes de la ciudad. En autobús el precio suele salir más económico y se organizan salidas des de la capital. Yo recomiendo la primera opción ya que suele ser una experiencia más auténtica.


» Aunque no está exactamente en el centro geográfico de Cuba, Santa Clara marca el punto intermedio para los principales circuitos turísticos en ese país. Conocida como la Ciudad del Che, es atractiva por su historia, cultura y naturaleza circundante «



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *